“Aunque lleves media vida exponiéndote a los demás el vértigo a veces te devora”.

– Aitana Sanchez-Gijón, Actriz

Subirse al escenario es sinónimo de lucha contra toda clase de pensamientos negativos que quieren hacerte fracasar.

– Lander Etxebarria, Viola de la LSO London Symphony Orchestra

 

Disfruto mucho de mi trabajo, sin embargo la realidad es que las reuniones suelen ser momentos de temblar de pánico.

Sara Mesa, desarrolladora web front-end 


Herramientas para convivir
con la ansiedad escénica 
A través del mindfulness y el yoga, disciplinas milenarias de autoconocimiento personal, descubriremos cómo gestionar el estrés y la ansiedad que muchas veces nos acompañan cuando tenemos que desempeñar nuestra labor en un escenario o al hablar en público.

Dirigido a todas las personas que se exponen a un público ya sea en un escenario, en una entrevista one to one, en una presentación, etc. Todo puede representar un escenario.

EL PROGRAMA OFRECE

Inspiraespira_web-03
VIDEOS GUIADOS
En cada módulo encontrarás varios vídeos de mindfulness y de yoga con prácticas guiadas por Mónica Linares y Elena Ferraris. El acceso es ilimitado durante un año para poder repetir la prácticas las veces que quieras.
Inspiraespira_web-04
AUDIOS DESCARGABLES
También se incluyen diferentes audios guiados, para realizar sin necesidad de tener una pantalla delante, dónde y cuándo quieras.
Inspiraespira_web-05
MATERIAL GRÁFICO
Además se acompaña de material en pdf, que puedes descargar e imprimir con explicaciones e ilustraciones para profundizar y ampliar las prácticas.

DESDE DOS DISCIPLINAS

Ver perfiles profesionales

 

YOGA

Elena Ferraris

Fundadora y directora de Elena Ferraris Yoga y formadora en la escuela Internacional de Yoga.

MINDFULNESS

Mónica Linares

Violinista profesional. Coach en educación transpersonal e instructora de Mindfulness.
TESTIMONIALES
 

Cuanto más avanzo en mi carrera profesional más presión me dan los “títulos” que obtengo. En cada concierto siento que debo tocar mejor que perfecto (99%) lo cual aparte de imposible no es saludable. Me auto consuelo pensando que esa gran exigencia que me aplico es la que me ha llevado a conseguir estar donde estoy. Pero soy consciente de que es una gran inseguridad  disfrazada. Muchas veces me impide disfrutar de la música y del momento presente. Es un círculo vicioso.
El mindfulness me ha ayudado a identificar los pensamientos que causan esta  reacción en cadena.


JULIÁN GIL, Jefe de segundos violines de la London Symphony Orchestra

Cada audición, prueba o concierto en el que por cuestiones de repertorio tengo que tocar un solo, la presión de mi curriculum y el hecho de que sólo  esa última actuación sea  la que dé valía a  mi calidad profesional hace que mi corazón parezca un volcán a punto de estallar. El arco me va a temblar, no voy a ser capaz de mantener un sonido adecuado, va a sonar fatal y la gente va a pensar que no merezco el puesto que ocupo. Da igual toda mi experiencia o el trabajo de preparación que realice para cada concierto. Subirse al escenario es sinónimo de lucha contra toda clase de pensamientos negativos que quieren hacerte fracasar. Si consigo controlarlos el disfrute puede ser incalculable. Si no lo consigo el concierto puede parecerse a intentar escalar una pared vertical de mil metros sin protección y con las manos embadurnadas en aceite.


LANDER ETXEBARRIA, Primer viola de la Orquesta Sinfónica de Bilbao y viola de la LSO

A tres semanas escasas de estrenar Juana me he dado un masaje en el alma con el Taller de mindfulness/yoga para la ansiedad escénica que imparten Elena Ferraris y Mónica Linares. Una puerta abierta a vivir la experiencia escénica (y la vida) con más placer y menos angustia. Porque, aunque no lo parezca, y aunque lleves media vida exponiéndote ante los demás, el vértigo a veces te devora…

AITANA SANCHEZ-GIJÓN, Actriz

Cuando perteneces a un equipo dentro del mundo de la ingeniería de software, cada decisión que tomas debe estar sustentada por tu conocimiento tecnológico y tu propia experiencia. Esto supone tener que explicarte delante de tu equipo y justificar cada decisión, por lo que muchas veces las jornadas de trabajo se parecen mucho a un examen de 8 horas.
Cuando consigo vencer mi ansiedad y todos esos pensamientos negativos que hacen que crea que nunca voy a ser suficientemente buena, disfruto mucho de mi trabajo, sin embargo la realidad es que las reuniones suelen ser momentos de temblar de pánico, sudores fríos por todo el cuerpo y una necesidad imperiosa de escapar de la oficina.

SARA MESA, Front-end web Developer

previous arrow
next arrow
Slider
 

 

CONTACTO

 

MENSAJE

 
 
¡APÚNTATE! A NUESTRA NEWSLETTER